miércoles, 21 de noviembre de 2012

El trabajo de la mujer



El trabajo de la mujer


Pregunta:

¿Qué respuesta podemos dar a los que dicen que si la mujer musulmana no trabaja en campos de la medicina y la enseñanza, quien lo hará en su lugar, sabiendo que cometen ciertas transgresiones religiosas, con el pretexto de que la regla en el caso de necesidad jurídica autoriza las prohibiciones?

Respuesta:

No creo que basarse sobre esa regla en este asunto sea correcto, porque los casos de necesidad mayor permiten las prohibiciones con respecto a los individuos.

Esta regla es además extraída del siguiente versículo (traducción aproximada):

"Se os prohibe la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo..." Ma'ida al-versículo 3

y (traducción aproximada):

"... a menos que os veáis forzados, se os prohibe?" al-An'am - Versículo 119


Es importante tener en cuenta dos cosas:

En primer lugar, si a la persona responsable le sucede algo y ella se ve obligada a recurrir a lo que es en la base ilícito, aquí el caso de necesidad mayor autoriza las prohibiciones.

En segundo lugar: no decimos que los casos de necesidad mayor autoricen las prohibiciones para cualquier cosa que no haya sucedido todavía, pero que podría tener lugar en un futuro.


No nos conviene, por ejemplo, exponer nuestra persona a la destrucción, allí donde no se puede evitar, con lo que Allah ha permitido.

Premeditar de ir a un lugar donde sabemos que cometeremos lo que Allah azza wa-djal-ha prohibido y luego justificarse con esta regla: En caso de necesidad mayor se autorizan las prohibiciones, esta regla no tiene sitio aquí.

Del mismo modo, los sabios han puesto como condición para esta regla otra regla que es: la necesidad mayor se mide por su justo valor.

Si la persona se ve obligada a comer el cadáver de un animal, no tomará un lugar para comer como si comiera carne pura y lícita, sino que comerá la cantidad que le permita detener el peligro de muerte.

También decimos que se trata de una obligación "solidaria" (1) que hubieran doctoras musulmanas, pero si cumplir con esta obligación implica de cometer una transgresión religiosa, no se permite hacerlo .

No se nos permite exponer a nuestras mujeres e hijas a los perjuicios que podemos constatar en las universidades y demás, pretendiendo que queremos que aprendan una obligación solidaria.

Además, todas las chicas musulmanas en las escuelas y universidades no son "practicantes", las que son laxistas se encargarán de cumplir con esta obligación solidaria.

Las otras mujeres que son practicantes, si no lo cumplen, no se les hará responsables ya que se trata de una obligación solidaria.

(1) A diferencia de la obligación individual, la obligación solidaria es la que, cuando la cumple otro, no incumbe a los demás, pero si no se cumple por nadie, el pecado recae en todos.

Esta fatwa fue extraída de la colección de libros de fatwas para las mujeres
Pregunta N º 245 expuesta a Sheikh al Albani, página 268

Este texto ha sido tomado de: http://amomihijab.blogspot.com   
Shaykh Muhammad Nasir-Din Al-Albany

http://3ilm.char3i.over-blog.com/article-29160780.html
http://alhamdulillahialalislamwasunnah.blogspot.com/2012/11/el-trabajo-de-la-mujer.html
Traducido del francés al castellano por Um Amina para www.islamentrehermanas.com/