viernes, 2 de noviembre de 2012

Ahadiz Sobre Algunas de las Cosas Permitidas para la Mujer Menstruante



Ahadiz Sobre Algunas de las 

Cosas Permitidas para la Mujer Menstruante


ESTÁ PERMITIDO PARA LA MUJER MENSTRUANTE LAVAR LA CABEZA DE SU ESPOSO Y PEINARLO. LAS SOBRAS DE ALIMENTO Y BEBIDA QUE DEJA SON PURAS. ESTÁ PERMITIDO RECLINARSE EN SU REGAZO Y RECITAR EL CORÁN

'A'ishah relató: "Cuando el Profeta ( ) estaba en i'tikaf inclinaba su cabeza hacia mi y yo lo peinaba, y no entraba a la casa salvo para hacer las necesidades".

'Amrah, la hija de Abdu Rahman, relató que 'A'ishah, la esposa del Profeta ( ), dijo: "Cuando estaba (en i'tikaf) entraba a la casa sólo para hacer mis necesidades y al pasar preguntaba por los enfermos (de la familia). Ciertamente el Mensajero de Allah ( ) asomaba su cabeza, estando en la mezquita, y yo lo peinaba, y él no entraba a la casa excepto para hacer sus necesidades mientras estaba en i'tikaf". E Ibn Rumh aclaró: "Mientras estaban en i´tikaf".

'A'ishah, la esposa del Profeta ( ), relató: "El Mensajero de Allah ( ) solía sacar su cabeza de la mezquita (durante el i´tikaf), estando al lado (de la casa), y entonces yo la lavaba y estaba con la menstruación".

'Urwa relató que 'A'ishah dijo: "El Mensajero de Allah ( ) solía inclinar su cabeza hacia mi, mientras yo estaba en mi habitación, y peinaba su cabeza estando yo con la menstruación".

Al-Aswad relató que 'A'ishah dijo: "Solía lavar la cabeza del Mensajero de Allah ( ) y yo estaba menstruando".

'A'ishah relató: "El Mensajero de Allah ( ) me dijo: 'Alcánzame la esterilla (de oración)' desde la mezquita. Entonces yo le dije: Estoy menstruando. Y el me contestó: Ciertamente tu menstruación no está en tus manos".

'A'ishah relató: "El Mensajero de Allah ( ) me ordenó que le llevase la esterilla (de oración) desde la mezquita, y yo le dije: Estoy menstruando. Entonces me contestó: Alcánzamela, pues por cierto la menstruación no está en tus manos".

Abu Hurayrah relató: "Estaba (cierta vez) el Mensajero de Allah ( ) en la mezquita cuando dijo: ¡'A'ishah! Alcánzame la ropa. Ella dijo: Estoy menstruando. Entonces le contesto:'Ciertamente tu menstruación no está en tus manos', y ella se la ancanzó"


'A'ishah relató: "Yo bebía cuando estaba menstruando y luego se lo pasaba (el vaso) al Profeta ( ) y él ponía su boca donde yo la había puesto y bebía. Y (también) yo comía carne de un hueso, mientras menstruaba, y luego se lo pasaba al Profeta ( ) y él ponía su boca donde había estado la mía". Zuhayr (uno de los transmisores) no menciona (en su versión del hadiz): "…y bebía".

'A'ishah relató: "Solía el Mensajero de Allah ( ) apoyarse en mi regazo cuando yo estaba menstruando y recitaba Corán".


Zabit relató bajo la autoridad de Anas: "Entre los judíos cuando una mujer menstruaba no comían ni vivían con ella en sus casas. Entonces los Compañeros del Profeta ( ) le preguntaron (sobre este tema) y fue allí que Allah reveló: Te preguntan sobre la menstruación, di: Es una impureza. Así pues, abstenéos de las mujeres mientras dure. Hasta el final de esta aleya (2:222). Y dijo el Mensajero de Allah ( ): Haced todas las cosas excepto la relación sexual. Estó llegó a los judíos que dijeron: Este hombre no quiere dejar ninguna cosa de lo que hacemos sin contradecirnos en ello. Entonces vinieron Usayd ibn Hudayr y 'Abbad ibn Bishr y dijeron: ¡Mensajero de Allah! Los judíos dicen esto y aquello, ¿entonces no tenemos contacto con ellas (como hacen los judíos)? Y cambió el rostro del Mensajero de Allah ( ) hasta que pensaron que se había enojado con ambos. Pero cuando salieron recibieron de regalo leche que había sido enviada al Profeta ( ), él los llamó y les dio de beber, y así supieron que no estaba enojado con ellos".

Este texto ha sido tomado de: http://amomihijab.blogspot.com